miércoles, 16 de mayo de 2012

Perfil del agresor


Son niños con problemas de autoestima que, usualmente, provienen de familias donde la violencia es empleada como medio para resolver conflictos, (de padres a hijos, entre hermanos y en ocasiones, entre padres); generalmente estos niños son más grandes o fuertes que el resto del grupo, se destacan en deportes o tienen un tamaño superior a veces, por sobrepeso.

Los niños aagresores necesitan destacarse, como todos, durante una época en la que es muy importante ser alguien, reconocido y admirado por sus pares y que ronda edades entre los 11 y 14 años; pero, como no son muy listos no encuentran la manera de destacarse por otra vía. Sin embargo, como se trata de líderes carismáticos, necesitan tener una razón para ser admirados y poco les importa que esa causa esté fundada en el temor.

Generalmente se trata de chicos muy impulsivos y extravertidos, con facilidad para hacer amigos y formar grupos de afinidad donde, como encuentran mejor manera de destacarse, fomentan la violencia, arma que dominan y emplean para divertimento de su grupo de pertenencia, que le alienta y aplaude por sus actos.

Las razones por las que estos niños son abusadores pueden ser muy diversas, aunque las más usuales son la venganza de padecimientos de violencia que ellos sufrieron o sufren en otros grupos de pertenencia o incluso dentro de sus hogares; la envidia cuando vuelvan su violencia contra el niño listo, el rico, o el más lindo del grupo; aquél que tenga esas características que el reconoce como ventajas y que no tiene ni puede conseguir.

En todos los casos son chicos con dificultades para reconocer y expresar los sentimientos propios y ajenos, que se sienten oprimidos, estresados o tienen alguna dificultad que no pueden resolver y no saben cómo llamar la atención de sus cuidadores.

Muy a menudo se puede ver a los acosadores merodeando en grupos de niños de menor edad o de inferior porte, donde elige a su víctima y, en ocasiones, a sus cómplices; dado que, al ser más chicos o más débiles, le admirarán más y más rápido que sus pares, entre quienes les costaría mucho más esfuerzo diferenciarse.

Existen dos tipos de agresores:
  • Activos: se relacionan directamente con la victima.
  • Pasivos o indirectos: incita a los demás para que realicen actos de violencia contra sus victima.

Ser o haber sido agresor conlleva unas consecuencias:
  • Aprender que la violencia es una forma de conseguir sus objetivos.
  • Es la antesala de la conducta delictiva.
  • Reconocimiento social mediante la agresividad: “generalización de su conducta (vida en pareja, ámbito laboral..)”. 
     


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada